Desvío de desalojo

Si ha perdido ingresos debido a COVID-19, puede obtener un retraso de 60 días para su caso de desalojo.

Información proporcionada por el Virginia Poverty Law Center

En abril de 2020, Virginia aprobó medidas de emergencia para ayudar a los inquilinos que han perdido sus ingresos durante la emergencia de COVID-19 y que están siendo demandados por desalojo basado en el impago del alquiler. Debido a eso, muchos inquilinos pueden obtener un retraso de 60 días en su caso judicial.

Puede ser elegible para retrasar su caso de desalojo por 60 días si cumple con los dos siguientes requisitos:

  • ¿Perdió ingresos entre el 12 de marzo y el 10 de junio de 2020?
  • ¿Tiene una primera cita en el tribunal para un caso de desalojo (y "detención ilegal") programada para el 10 de septiembre o antes?

 
Si ambas cosas son verdaderas, para conseguir el retraso de 60 días debes:

  1. Preséntate a tu primera cita en el tribunal
  2. Traiga una prueba escrita de que perdió ingresos entre el 12 de marzo y el 10 de junio.
    • Un talón de pago que muestra cero dólares de ganancias
    • Una carta de notificación de permiso de su empleador
    • Una "carta de estatus de empleado esencial" que declara que usted es "no esencial".
    • Una declaración jurada firmada por usted que declara que perdió su salario durante este período debido a la emergencia de COVID-19. VPLC ofrece un formulario de declaración jurada, adjunto en la página 2, que puede imprimir y completar para llevar a la corte si no tiene otra prueba.
  3. Pídele al juez un "aplazamiento" de 60 días

 
Otras leyes que pueden protegerlo del desalojo durante esta crisis:

Dependiendo de su situación o de la propiedad en la que viva, puede tener derecho a otras protecciones contra el desalojo. Por ejemplo, si vive en una vivienda subvencionada por el gobierno federal o en una propiedad con una hipoteca respaldada por el gobierno federal, la ley federal CARES lo protege del desalojo por falta de pago del alquiler hasta el 25 de agosto.

Para obtener información y asesoramiento legal gratuito de un abogado sobre su caso, llame a la Línea de Ayuda Legal para Desalojos (833-NoEvict) o a su oficina de ayuda legal (866-LEGLAID).